Cómo Recibir el Solsticio de Verano

Desde tiempos remotos, la humanidad ha visto el solsticio de verano como uno de sus acontecimientos astronómicos más relevantes.

Representa la cosecha, la abundancia y la fertilidad, siempre con el Sol como protagonista y símbolo central.

Su significado espiritual es el del Renacimiento. Ya que es una puerta a la expresión más grande de la luz en la vida, ya que llega para iluminar la oscuridad que nos apresa y para romper ataduras que aprisionan la felicidad.

¿Cómo puedes recibir el Solsticio y aprovechar sus propiedades energéticas? 

Existen varios rituales que se han seguido a lo largo de la historia. Los cuales puedes acoplar el día de hoy. 

 

Saltar la Hoguera

Antiguamente, se prendía una hoguera enorme a campo abierto y los pobladores se reunían alrededor. Mientras la hoguera ardía, todos bailaban y bebían para al final saltar sobre el fuego. De esta manera se quemaban las malas energías y la mala suerte.

Actualmente este ritual se ha adaptado para que puedas realizarlo en casa y así quemar toda la mala energía que se acumuló la primera mitad del año. 

Lo que harás será prender tus velas favoritas. Procura que las velas sean de aromas frutales, de vainilla o de canela. Estos aromas ayudan a relajarte y entran en sintonía con las festividades del verano. 

Este ritual es ideal para realizarse a la hora del ocaso, entre las 7 y las 8 de la noche. El tiempo que debes dejar las velas prendidas lo determinas tú, pero que no se queden prendidas toda la noche.

Antes debes hacer una limpieza profunda en tu casa para que la energía del sol entre por todos los rincones y que el fuego queme toda la mala fortuna.

Mientras tengas tus velas encendidas, practica un poco de meditación y reflexiona sobre el rumbo de tu vida. Siempre con buen ánimo y con una visión positiva. Este ritual es para quemar todo lo malo, así que deshecha los malos pensamientos y los malos momentos, visualiza cómo toda la mala racha se quema en el fuego. Incluso puedes escribir algunas páginas de todos esos malos recuerdos y quemarlas.

 

Baño de Purificación

La purificación durante el solsticio de verano es un ritual muy importante. Al igual que la Tierra se prepara para la nueva siembra y el nacimiento de nuevos frutos y flores, tu cuerpo también debe prepararse para recibir la energía del sol y toda la abundancia del verano.

Puedes aprovechar las horas en las que prendas tus velas para tomar un baño tibio. Prepara tu bañera con agua tibia y sales de baño de tu preferencia, lo recomendable es que sean florales. Además debes añadir algunos puños de sal, puede ser sal rosa o común, pero debe ser en grano.

Usa este baño para exfoliar tu piel y aplicar todas tus mascarillas de rostro y cabello. Será como uno de tus rituales de belleza pero con toda la energía del sol. Aprovecha los granos de la sal y pásalos por todo tu cuerpo y tu cabeza.

Con este ritual te librarás de toda la mala energía producida por discusiones, peleas, contratiempos, fallas, envidias y malos momentos con las personas que amas. 

Potencializar Piedras con la Energía del Sol

Y por último, este ritual es para que lleves la energía del solsticio contigo lo que resta del año. Se recomienda de preferencia que uses en el ritual joyería o piedras como el Citrino, el Cuarzo, la Piedra del Sol o los Granates. 

Anillo Fénix con Citrino

Con tus joyas o cristales en mano, siéntate en una posición cómoda y coloca una de tus velas frente de ti. Puede ser después de haber tomado tu baño purificador para que sólo la energía positiva se trasmita a tus gemas. 

Una vez que estés en un estado de paz, repite en voz alta: «Yo programo esta gema para que sostengan la luz vibratoria más alta. Yo programo esta gema para elevar mi propia vibración para que pueda brillar como el sol»

Puedes acompañarlo de una ligera meditación con los planes que quieres concretar antes de finalizar el año. 

Una vez concluido el ritual apaga las velas. 

¡Ahora sí ya estás lista para recibir el resto del año con energía renovada del Solsticio de Verano! 

← Publicación más antigua



Dejar un comentario