Fuerte, recia, con temple de acero. Ella, profundamente enamorada al grado de ya no sentir el corazón, que va tejiendo redes de memorias que ya ni siquiera ella recuerda, redes creadas que intoxican. Un amor que llegó para quedarse en su corazón y vivirlo con una intensidad casi trágica… pero en su mente, en su pasado solamente.