Español | English  
0

LA PLATA

Una gran parte de las joyas de colección de Ikcha están hechas con plata mexicana .925 (sterling silver). México es uno de los principales productores de plata a nivel mundial, por lo que la plata que utilizamos es de primera calidad.

La plata es un metal noble, que se puede oxidar con el tiempo en respuesta al PH de tu piel, perfumes, humedad y otros factores. Para mantenerla siempre brillante, lo recomendable es usarla lo más seguido posible. Además de aplicar perfumes, aerosoles y otros cosméticos antes de poner la joyería.

Es normal que la plata revele las marcas del uso (como pequeñas ralladuras y golpes); esto sólo le da valor histórico a tu pieza, pero si quieres conservarla en su estado natural lo más posible, aquí te damos unos cuantos tips:
 

Cuidados

Para limpiarla te recomendamos lavarla con agua tibia y jabón de manos. No dejes que se seque el jabón porque podría mancharla. Inmediatamente después de lavarla, sécala con secadora de cabello para evitar rayarla.
De la misma forma, para evitar rayaduras, procura almacenarla por separado para que no roce con otras piezas. Y al viajar, mantenla en su empaque original.


Algunas de nuestras piezas tienen pátina para acentuar los detalles, que en muchas ocasiones en plata brillante no se notarían. La pátina se logra al exponer la plata a ciertos ácidos, lo cual acelera el proceso natural de oxidación del metal.

Si la plata tiene acentuados los detalles con pátina, es normal que se le caiga en los lugares expuestos a la fricción con nuestra piel.

Para mantener el color de la pátina, recomendamos no usar limpiadores abrasivos o de plata (ya que estos quitaran el efecto de oxidación del metal). Sólo lava tu pieza con jabón de manos y agua tibia, y después sécala con secadora de cabello. No la frotes con cepillos o telas.


Si deseas renovar el color de la pátina y que se vea completamente negra otra vez, contáctanos para darte algunas soluciones caseras.